martes, 25 de febrero de 2014

Raíces.

Este año parece ser mi particular año de cambios. Cerrar y cerrar puertas. Abrir y abrir ventanas. Salir de espacios conocidos, de lugares en los que llevaba tiempo acomodada y calentita, para aventurarme y embarcarme en nuevos proyectos, nuevas aventuras… más allá de lo que hasta ahora era mi casa y mi terreno propio.

Este año parece que todos los lugares de los que me he sentido parte de repente se me han hecho extraños, y mi energía ha ido volcándose en otras direcciones.

E irremediablemente, nuevas travesías implican nuevos rumbos, nuevas brújulas y nuevas compañías. Y este año a mí me ha llevado a dar la mano a dos mujeres increíbles, con un sueño maravilloso entre las manos, y con quienes espero poder viajar mucho, mucho tiempo.

Este año, hundo mis raíces en Tierra Roja, donde acompañaré a Laura Rodríguez Sayd y a Teresa Muñoz Guerra en varias e interesantes propuestas que espero os sean tan, tan apetecibles como a mí me está siendo empezar a andar de su mano.


No hay comentarios:

Publicar un comentario